The future is female

La Revolución será feminista o no será. El 8 de marzo siempre ha sido un día cómplice, en el que nos felicitamos por el simple hecho de haber nacido mujer (Sí, las mujeres también somos las mejores amigas, cómplices y compañeras unas con otras). En el que, en el mejor de los casos, nuestras parejas nos felicitan por ser libres y valientes (Sí, esto no es una guerra de géneros). En el que nos acordamos de las que no están porque han sido asesinadas y les honramos. Y el día en el que recordamos el camino recorrido por nuestras abuelas y madres y soñamos por un mundo de igualdad para nuestras hijas.

22730132_1474772602608845_4406441277951131212_n.jpg

Pero este 8 de marzo es diferente. Ya nadie puede ser ajeno al grito que lanzamos las mujeres. No podemos permitir por más tiempo que  se siga cometiendo una injusticia social y un incumplimiento de los derechos humanos fundamentales. Todos somos iguales en derechos y oportunidades en la teoría pero no en la práctica. No queremos más brecha salarial ni techos de cristal. Queremos una conciliación real, un reparto equitativo de las tareas domésticas y del cuidado de los hijos. Y sobre todo, nos queremos vivas. Si en occidente ser mujer en el siglo XXI es llevar una enorme mochila encima a diario no quiero ni pensar lo que es ser mujer en un país en vías de desarrollo.

Mañana mis rubias se unen al Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Hemos consensuado que ellas, con 7 y 10 años, se preparen su desayuno, se hagan sus camas y se preparen para ir al colegio. Y lo mejor de todo es que ha sido iniciativa suya al comprender lo que supone que las mujeres se paren…

Y supone… que el mundo se para…

 

 

 

 

 

… si tengo alas para volar…

El otoño y su luz. Y la magia de un lugar en calma. El Peine del Viento es pura marea o pura paz, según cómo esté la mar. Pero en cualquier caso, es el lugar al que siempre ir. Las rubias disfrutan al escuchar cómo susurra el mar entre las piedras, dan brincos entre ellas y así sólo queda disfrutar… de su risa y del entorno.

IMG_3300

En dos semanas la rubia mayor hace una década. Y yo tiemblo al ser consciente del paso del tiempo. Añoro sus manos minúsculas, sus piernas rollizas, su rostro de hada. En estos diez años la que se ha hecho mayor he sido yo a su lado. La que más ha aprendido de ella, sin duda, yo. La gran afortunada de tenerle cerca, siempre yo. No hay noche que no me diga que me quiere, ni mañana que no me sonría al despertar. Y eso es un verdadero lujo.  Gracias pequeña, por tanto. Eres enorme.

IMG_1776

Leo un reportaje de una pionera del fotoperiodismo, Joana Biarnés y me propongo un reto. Cada semana hablaré a las rubias de una mujer que haya destacado por su profesión y por su defensa de la igualdad. Empezaremos hoy mismo por la gran Frida Kahlo. Mi pequeña aportación en casa para educar en valores igualitarios…

Frida

«Pies, para qué os quiero… si tengo alas para volar», Frida Kahlo.